mayo 13, 2009

OLIVOS II


De niña, los únicos olivos que había visto eran las ramas que se llevaban a bendecir el Domingo de Ramos. Actualmente se ven algunos de estos árboles adornando glorietas y jardines, pero no en aquellos tiempos de infancia urbanita donde las salidas al campo se producían por los alrededores, la Casa de Campo o la sierra donde se veían pinos y encinas, pero nunca olivos. La impresión que me produjo descrubrirlos algunos años más tarde durante un viaje a Andalucía, me caló profundamente y para siempre, montañas y campos tachonados de puntos verdes que se extendían al infinito, un árbol tan característico de nuestra cultura, cargado de simbolismos y de historia, pero sobre todo tan bello. Estas acuarelas son mi humilde homenaje al árbol de Minerva.

10 comentarios:

kerstins blogg dijo...

Nice

Carmen dijo...

Hi Kerstins, I am very happy that you have liked my olive trees. Thank you very much for your visit.

kathrin dijo...

you makes nice pictures, specially this trees are great ! Kathrin aus Bremen Germany

Carmen dijo...

Thank you, Kathrin, you are very kind. I am glad to know that my olive trees likes you.

Thanks and regards

Anónimo dijo...

Bonsoir Carmen,
je decouvre votre blog par hasard, en flanant de lien en liens, et je vous dis bravo pour vos aquarelles d'arbresqui sont magnifiques
aquarellement
Alain
Aquarellalain

Carmen dijo...

Bonsoir, Alain. Merci à cette hasard et de votre commentaire, c'est que j'ai découvert aussi votre blog. C'est fantastique. Je le visite souvent. Merci pour vos paroles d'encouragement.

Salutations

Anónimo dijo...

Carmen, yo no se hablar francés ni tampoco inglés (aunque me encantaría hacerlo y nada más que por eso ya te envidio).
Yo soy andaluza, de jaén, pero estudio en Granada. El año pasado una estudiante erasmus francesa vino a vivir con nosotros y ella siempre decía que me identificaba con un gran olivo centenario con grandes raíces que trasmite paz y sosiego y donde gusta estar leyendo y pasando el tiempo bajo sus ramas. Me decía eso, porque por los devaneos de la vida han echo que me vuelva un poco mamá,piense las cosas un poquito antes de decidirme y valla mucho más tranquilica.
Pues bien, la cuestión es que estaba buscando una imagen de un gran olivo para escribirle e incluirsela, razón por la que llegué hasta este blog y al igual que el resto de comentaristas he de decir que tienes unas acuarelas e imágenes muy bonitas. Una vez más, te felicito y doy la enhorabuena después de haberte contado todo el follón. Muchas gracias por tenerlas prenda.

Carmen dijo...

Hola, amiga anónima, bienvenida a este espacio. Muchas gracias a ti por pasarte por aquí y por dejar tan bonito comentario. Y por gustarte estos olivos y haberlos elegido para enviárselos a tu amiga. El olivo, este árbol sabio, generoso y fuerte, con el que ella te identifica, también a mí me transmite paz y sosiego.
Ah!, yo no hablo tantos idiomas, me sirvo a veces del traductor google.
Muchas gracias, y un abrazo

Anónimo dijo...

Los Brazos retorcidos, la mirada inmensa de silencio...

Carmen dijo...

Hola, Anónimo. Gracias por el regalo de esta bella y lírica frase dedicada a los olivos.

Saludos