octubre 08, 2009

UNA PUERTA

La localidad cántabra de Comillas ofrece a los pinceles motivos suficientes para ponerse a trabajar entusiasmados. Viejos muros cubiertos de hiedra y musgo, regias mansiones, vetustas casas de sabor medieval, floridos balcones, plazas empedradas y calles que invitan a ser pintadas desde cualquier ángulo. Los míos se detuvieron en esta sencilla puerta.

11 comentarios:

ANTONIO LEIVA LEIVA dijo...

Hola hace dos años pase algunos dias en Asturia
y como no en comillas, esta puerta esta muy bien lograda con esa hiedra por encima, te felicito es un buen trabajo

Sergio Klod dijo...

Carmen. Tus pinceles son muy afectuosos. Siempre están llenos de nostalgia y cariño por la vieja España y por los lugares más tradicionales de ella. Comillas es un buen ejemplo de tu afán.
Pudiste haber elegido algún rincón con olor a mar. No. Seleccionaste una vieja puerta y no la restauraste, respetaste su personalidad. Tampoco la retrataste. La interpretaste. Sólo le diste más luz y color a la hermosa hiedra que la viste. Una hermosa acuarela.

joshemari dijo...

Carmen, otra bella estampa romántica de las que nos estás acostumbrando sin dejar de sorprendernos cada vez.
Me encanta esta imagen, sencilla y bella. En Comillas, en Castilla, en tantos y tantos lugares afortunadamente nos quedan escenas como esta.
Me gusta tu forma de representar esos rincones románticos.
Un abrazo, Joshemari

Carmen dijo...

Gracias, Antonio. Celebro que te haya traído buenos recuerdos y que te haya gustado.
Un saludo
----------

Sergio, eres muy amable. Estos rincones sencillos pero ennoblecidos por el paso del tiempo me llaman mucho la atención. Muchas gracias por tus palabras.
----------
Es verdad, Joshemari, aún nos quedan algunos bellos rincones cargados de romanticismo repartidos por toda la geografía. Esperemos que perduren para seguir regalando a nuestros sentidos. La acuarela adolece de algunas cosas, quizá de sombras más intensas, contrastes... pero decidí que quedara así. Muchas gracias por tu comentario, es un lujo tenerte aquí.
Un abrazo

Ana Márquez dijo...

No he tenido la oportunidad de visitar Comillas, pero tengo información de primera mano y sé que es una ciudad preciosa. Tú has sabido captar esa belleza a la perfección. Un besazo

Carmen dijo...

Hola Ana, A los que vivimos un poco más al sur siempre nos seduce el verde profundo de los prados y vegetación del norte, sus ciudades..., y sí, te han informado bien, es muy recomendable. Mis pinceles nunca le harían justicia. Me ha encantado tu visita. Gracias por tus palabras.
Un beso

Ana María Chiuminatto dijo...

Precioso rincón, me encantó esta acualera.

Ana María Chiuminatto dijo...

Realmente, me fascinaron todas las acuarelas de Carmen.
Hay mucha luz en sus pinturas.

Un saludo para Carmen!!!

Carmen dijo...

Bienvenida Ana María, aprecio enormemente tus amables comentarios, ¡muchas gracias!. He visitado tu blog y he quedado prendada de tus diseños y preciosos trabajos. Me ha encantado.

Saludos!

Juan Antonio Torron Castro dijo...

Carmen, sigo mirando tu blog cuando tengo un momento y realmente me gusta mucho y cuando encuentro una acuarela como ésta es que te quedo muy agradecido por tus trabajos y que los muestres, gracias. El Arbol nevado es sencillamente magnífico, pienso en lo dificil que debe ser pintar, blanco.

Un saludo.-

Carmen dijo...

Quien está agradecida soy yo, Juan Antonio, no todo el mundo se detiene a mirar entradas antiguas y a recorrer el blog a no ser que le encuentre interés. ¡Muchas gracias!, de verdad. Yo disfruto también tus fotos, ¡son tantas y tan buenas!. Me gustó mucho la serie de Premiá de Mar, quizás también por vivir allí una buena amiga mía.

Un saludo afectuoso